Luces, controles y monitores necesarios para el cultivo indoor de cannabis-Gold Seeds

Luces, controles y monitores necesarios para el cultivo indoor de cannabis


Las lámparas fluorescentes, en particular las que utilizan bombillas T5 de alto rendimiento (HO), son bastante populares entre los cultivadores aficionados a pequeña escala por las siguientes razones:
Suelen ser más baratos de instalar, ya que el reflector, el balasto y las bombillas se incluyen en un solo paquete.
No requieren de ningún tipo sistema de enfriamiento ya que no generan ni la mitad de la cantidad de calor que generan las configuraciones HID.
El principal inconveniente es que las luces fluorescentes son menos eficientes y generan entre un 20 y un 30% menos de luz por vatio de electricidad utilizado. El espacio es otra preocupación, ya que se necesitarían aproximadamente 19 bombillas T5 HO de cuatro pies de largo para igualar la salida de una sola bombilla HPS de 600 vatios.

¿Cuáles son las mejores opciones para quien apenas empieza?


Luces de cultivo LED


La tecnología de diodos emisores de luz (LED) ha existido por un tiempo, pero solo recientemente se ha adaptado para crear accesorios de iluminación súper eficientes para el cultivo en interiores. El principal inconveniente de las luces de cultivo LED es su costo: los accesorios bien diseñados pueden costar 10 veces más de lo que costaría una configuración HID comparable.
 Los beneficios son que los LED duran mucho más, consumen mucha menos electricidad, generan menos calor y los mejores diseños generan un espectro de luz más completo, lo que puede generar mayores rendimientos y mejor calidad.
Desafortunadamente, se están produciendo y comercializando muchas luces LED de mala calidad para los productores, así que investigue un poco y lea las reseñas de productos antes de depositar el dinero que tanto le costó ganar.

 

Luces de crecimiento por inducción


Las lámparas de inducción, las cuales también conocidas como lámparas fluorescentes sin electrodos, son de otra tecnología antigua que se ha adaptado recientemente para lograr satisfacer diferentes las necesidades de los cultivadores de interior. La misma fue inventada por Nikola Tesla a fines del siglo XIX, esta lámpara de inducción es esencialmente una versión mucho más eficiente y algo más duradera de la bombilla fluorescente. El principal inconveniente de estos accesorios es su precio y disponibilidad.

Da aire a tus plantas de cannabis


Las plantas necesitan de mucho aire fresco para prosperar y el dióxido de carbono (CO2) es necesario para el proceso de fotosíntesis. Esto puede traducirse como que necesitará una corriente constante de aire que fluya a través de su cuarto de cultivo, lo que se puede lograr muy fácilmente mediante un extractor de aire ubicado cerca de la parte superior de la habitación para eliminar el aire más cálido, y una entrada de aire filtrado en el lado opuesto cerca del piso.
Deberá asegurarse de que las temperaturas se mantengan dentro de un rango cómodo para sus plantas, entre 70-85 ° F cuando las luces están encendidas y entre 58-70 ° F cuando están apagadas. Algunas variedades de cannabis (generalmente cepas índicas) prefieren el lado más frío de la gama, mientras que otras son más tolerantes a temperaturas más altas.
El tamaño del extractor de aire siempre dependerá del tamaño de su espacio de cultivo y de la cantidad de calor generado por su sistema de iluminación seleccionado. Los sistemas HID emiten una tonelada de calor, en especial si no están montados en campanas espaciales, la cuales están refrigeradas por aire. Las personas que viven en regiones más cálidas a menudo encienden sus luces por la noche en un esfuerzo por mantener bajas las temperaturas en sus cultivos.
Es recomendable configurar las luces, encenderlas por un tiempo y luego definir cuánto flujo de aire se necesitará para mantener una temperatura lo más agradable posible para sus plantas. Esto le permitirá elegir un extractor de aire adecuado a sus necesidades. Si el olor de las plantas de cannabis en flor le causa problemas, agregue un filtro de carbón a su extractor de aire.
Alternativamente, puede crear un ambiente artificial sellado usando un acondicionador de aire, un deshumidificador y un sistema de CO2 suplementario, pero esto es bastante caro y no se recomienda para el cultivador por primera vez.
Finalmente, es una muy buena idea tener una brisa que fluya de forma constante en su cuarto de cultivo, ya que esto ayuda a fortalecer los tallos de sus plantas y crea un ambiente menos hospitalario para el moho y las plagas voladoras. Un ventilador de circulación anclado en la pared funciona muy bien para este propósito, simplemente no lo apunte directamente a sus plantas, porque eso puede originar quemaduras de viento.

Controles y monitores de clima

Una vez que haya seleccionado sus luces y todos los equipos de control de clima, querrá automatizar las diferentes funciones. Si bien hay unidades sofisticadas (y realmente costosas) disponibles que controlan las luces, la temperatura, la humedad y los niveles de CO2, el principiante generalmente solo necesitará un temporizador simple de 24 horas para la luz y un interruptor de termostato ajustable para el extractor de aire.

Aspectos que no debe olvidar

El momento del ciclo de luz / oscuridad es muy importante cuando se cultiva cannabis; Por lo general, tendrá las luces encendidas durante 18 horas por período de 24 horas mientras las plantas están en crecimiento vegetativo, luego cambie a 12 horas de luz por período de 24 horas cuando desee que florezcan.
 Necesita que sus luces enciendan y apaguen a la misma hora todos los días o se corre el riesgo de estresar a las plantas, por lo que un temporizador es esencial. También puede usar un temporizador para el extractor de aire, pero gastar unos dólares adicionales en un interruptor de termostato es una opción mucho mejor.
Con los modelos más básicos, simplemente configure el termostato en el dispositivo a la temperatura máxima deseada para su espacio y conecte su extractor de aire. Una vez que la temperatura se eleva al nivel que estableció, encenderá el ventilador hasta que la temperatura caiga unos grados por debajo del umbral establecido. Esto ahorra energía y mantiene una temperatura constante.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *